fbpx

Los 3 errores que estás cometiendo con tu dolor de espalda

El dolor de espalda es cada vez más frecuente entre la población. Algo que nos preocupa y nos limita en el día a día pero, ¿estamos haciendo las cosas bien para eliminarlo de nuestras vidas? Te cuento 3 errores que probablemente estés cometiendo.

Siempre has visto ese dolor como algo normal, leve y que te sucedía esporádicamente, por tanto, no te daba mucha guerra. Poco a poco va incrementándose la intensidad de ese dolor y, sobre todo, cada vez te limita más.

Has tenido que dejar de practicar tu deporte favorito porque cuando llegabas a casa parecías un robot; ya no puedes jugar con tu hijo/a tranquilamente sin temer el momento en el que te levantes del suelo y el dolor te haga saber que está ahí.

Seguro que has seguido las recomendaciones de todo tu entorno, pero no logras dar con la solución. Mi objetivo es intentar ayudarte y revertir esta situación, para tener una espalda sana y libre de dolor. Así que, a continuación, te voy a mostrar tres errores que puedes estar cometiendo cuando abordas tu dolor de espalda: 

1.  El reposo como solución al dolor. Quizá en ocasiones en las que el dolor sea muy agudo, sea conveniente detenerte y dejar que tu cuerpo descanse pero no por ello pienses que la inactividad va a solucionar el problema. No existe evidencia científica que diga que el reposo elimine el dolor o su causa; más bien al contrario, numerosos estudios demuestran cómo el ejercicio físico es uno de los métodos más efectivos para eliminar o aliviar el dolor lumbar. 

2.  Confiar, únicamente, en tratamientos pasivos. Las terapias pasivas que se aplican en el ámbito de la fisioterapia,  pueden ser un buen remedio para aliviar el dolor en etapas de dolor agudo pero, una vez finalizada esta etapa, incluso durante ella, el ejercicio físico tiene que tener un papel protagonista. Si no hacemos fuerte, estable y resistente nuestra estructura, no solucionaremos el problema.

3.   Entrenamiento sin control. Como podemos extraer de los dos puntos anteriores, el ejercicio físico es fundamental para encontrar la solución a tu dolor de espalda. Y me dirás: «pero si ya he probado, y siempre que hago ejercicio noto dolor». Esto, con toda seguridad es porque el entrenamiento que realizaste no tuvo ni control, ni planificación y programación adecuada, ni, seguramente, continuidad. 

Estos son los tres errores más frecuentes por los que han pasado la mayoría de personas a las que entreno con dolor de espalda antes de encontrar el camino correcto. La solución a todos ellos parece fácil: asesórate de un profesional del ejercicio físico. 

Y ahora, habiendo leído hasta aquí, cuéntame: ¿Realmente quieres comenzar el camino hacia una espalda sana y libre de dolor? Si la respuesta es sí, comienza a trabajar para ello. 

2 comentarios en “Los 3 errores que estás cometiendo con tu dolor de espalda”

  1. Si es cierto, coincido con esos 3 puntos, gracias por la información, hoy en día el dolor de espaldas es un problema que da molestias a muchísimas personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *